9 Tips para no pasar desapercibido en las redes sociales

¿Tu peor pesadilla es pasar desapercibido en las redes sociales? Atento a estos nueve consejos que te ayudarán a destacar

Estos nueve consejos para no pasar desapercibido en las redes sociales te van a venir “al pelo”, especialmente si eres nuevo en estas plataformas o no estás consiguiendo los resultados que deseas.

Pasar desapercibido en las redes sociales es sin duda la peor pesadilla que puedes tener si utilizas estas plataformas para encontrar empleo, promocionar tu negocio o desarrollar tu marca personal.

Sin duda eres consciente del gran poder que tienen, y tu objetivo es justamente el opuesto: destacar, así que vamos ya con estos tips para destacar en las redes sociales.

Estos consejos puedes aplicarlos a todas, con los matices lógicos que por sus características imponga cada una de ellas. Vamos allá.

1 Crea un perfil completo

No dejes sin rellenar ningún dato de tu perfil, empezando por poner tu nombre completo y verdadero y una foto que dé de ti una buena imagen. Suena crudo, pero9-consejos-para-no-pasar-desapercibido-en-las-redes-sociales tienes que pensar en ti como un producto y a todos nos gusta ver productos con buen aspecto ¿no es cierto?

¿¡Vas a ser tu menos que un producto de mi….. !? Pues eso 😉

Incluye en tu perfil tus características profesionales, educación recibida, cursos realizados, tus experiencias laborales y si la red social lo permite incluye también tus gustos personales.

Piensa que en redes sociales como Facebook los usuarios pueden ver tus gustos personales, la música que te gusta, tus deportes favoritos, tus lecturas, etc. y alguna de estas características puede animarles a aceptar una solicitud de contacto tuya o enviártela ellos directamente.

Ya de hecho en redes sociales como beBee, el algoritmo hará que veas y seas visto por personas con tus mismos gustos no solo profesionales, sino también personales, así que haz tu perfil tan completo como sea posible.

Incluir esos datos personales y aficiones contribuye además a humanizar tu perfil.

No olvides incluir en él también los enlaces a tus otras redes sociales y a tu página web o blog si lo tienes

2 Diferénciate

Si llevas ya algún tiempo utilizando alguna de las redes sociales como Facebook o Google Plus habrás observado que la mayoría de las personas comparten las mismas cosas: publican frases con imágenes, videos de toda clase, comparten noticias de actualidad, de política, deportes, etc. (a veces hasta se enfadan y todo) 😀 o comparten artículos de su blog si lo tienen. También están quienes tienen un negocio y no paran de dar el brasa con él.

Digamos que todo eso está muy bien en general (menos estar todo el día poniendo publicidad del negocio que sea), pero entonces ¿qué puedes hacer para marcar la diferencia en las redes sociales?

Pues puedes hacer mucho más de lo que crees.

Eso sí, no conseguirás diferenciarte si te conviertes en alguno de los tipos de usuarios que aburren a las ovejas en las redes sociales, que los hay y mucho.

Pero a poco que te esfuerces encontrarás en internet videos y artículos y otras cosas interesantes para compartir con tu audiencia.

Trata de que al menos algunos de esos contenidos tengan relación con tus actividades, bien para generar mercado hacia tu sector, para mostrar tu interés por cosas relativas a tu profesión, tus aficiones, etc.

Se dice que en las redes sociales eres lo que compartes, así que si compartes cosas de interés podrás ser considerado como una persona…  ¿interesante?. (lógica básica) 😀

Diferenciarte tiene como objetivo el que personas que tengan intereses comunes a los tuyos se acerquen a tí.

Tampoco hace falta que seas el rarito que solo comparte cosas importantes. Únete de vez en cuando a las corrientes populares que encajen contigo. Una cosa es no pasar desapercibido y otra cosa parecer tan especial que las personas teman acercarse a tí.

Se tú mismo, comparte contenidos útiles y valiosos, pero a la vez no temas ser uno más.

Y de vez en cuando, sorprende con contenidos que se salgan de tu línea de publicaciones habitual. El factor sorpresa es poderoso y además experimentar publicando contenidos distintos a los habituales puede hacerte llegar a nuevos contactos.

Ejemplo: si solo publicas chistes puedes llegar a aburrir por obvio. Si en cambio publicas contenidos mayoritariamente serios y relevantes y esporádicamente o en algún caso puntual publicas un chiste, unirás el humor a la sorpresa de que alguien tan aparentemente serio como tú tenga además sentido del humor 😉

Decirte por último que es importante que asumas que no puedes caerle bien a todo el mundo, así que acepta que otros ignoren tus publicaciones. Si tienen calidad y aportan realmente valor, a alguien le gustarán.

3 Haz amigos

Los amigos, seguidores, contactos o como se llamen, son “la sal de la tierra” de las redes sociales. Si no dedicas algo de tiempo a aumentar su número lo que hagas será como predicar en el desierto.

Exceptuando beBee, que tiene un algoritmo particular que favorece la visibilidad, en la mayoría de las redes sociales solo tus amigos, seguidores, personas en tus círculos, etc. verán tus publicaciones, así que es importante que vayas incrementando su número.

Para buscarlos, puedes entrar en grupos, comunidades, colmenas (cada red social tiene su propia denominación para esto) e ir enviando solicitudes de amistad, contacto o seguimiento a aquellas personas con las que veas que existe cierta afinidad.

Puedes utilizar diferentes criterios de selección: localización, edad, género, intereses profesionales, aficiones, etc. De esa forma irás creando una comunidad de personas con profesiones y actividades favorables a tus intereses 😉

Algunas redes sociales como Linkedin ponen un poco más difícil realizar esta acción, ya que para poder enviar solicitudes de contacto debes conocer de algo anteriormente a las personas.

Otras como Facebook no permiten que envíes solicitudes de amistad de manera masiva y pueden bloquearte la cuenta si te pasas, así que adecua esta acción de hacer amigos a las características de cada red social para evitarte problemas con tu cuenta.

4 Publica a las horas más convenientes

Cada red social tiene sus propios horarios, así que para conseguir los mejores resultados te conviene controlar cuales son los mejores días y horas de cada una de las redes sociales. De esa forma tus publicaciones tendrán más repercusión entre tu audiencia y de eso es de lo que se trata.

Si estás en las redes sociales por negocio o para aumentar tu branding y hacer crecer tu marca personal y te interesa hacerlo en España, será inútil que publiques en horas en las que tu público español esté durmiendo. Si en cambio quieres darle una proyección más internacional puedes jugar más con las horas para ser visible también en otros países.

Puede ocurrirte que por horarios de trabajo u otras causas no puedas estar presente en las redes sociales que hayas elegido utilizar. Tranquilo, porque existen herramientas que te permitirán programar tus publicaciones para que aparezcan a las horas y días correctos aunque no estés presente.

Hotsuite o Buffer, de la que puedes ver aquí un tutorial, te ayudarán a mantener tus cuentas activas aunque tú estés durmiendo, trabajando o tomando unas copas con los amigos 😉

Es importante que aunque hagas esto te cuides de no parecer un robot. No te limites a programar tus publicaciones a horas que no sean exactas para parecer menos una máquina: Ten presencia activa siempre que puedas, porque a nadie le gusta hablar con un robot (y si el robot ni le contesta, menos).

5 Dialoga con tu audiencia

Dicen que hablando se entiende la gente y bien cierto es. Aumentar el número de contactos en las redes sociales y fortalecer la relación pasa inevitablemente por el diálogo.

No seas tímido e intervén en conversaciones con tus contactos tratando siempre de aportar valor. Eso sí, nunca utilices esas conversaciones para tratar de vender algo o para dejar un enlace a ese maravilloso post tuyo. 😉 Salvo que realmente hacer esto último aporte valor o información a la conversación, queda francamente mal.

Intervenir en conversaciones y fomentar el diálogo es vital, ya que irás conociendo a amigos de tus amigos y ellos a ti, de forma que por afinidad en opiniones algunos de ellos te solicitarán amistad o bien serás tú el que lo haga.

Sé sincero en tus opiniones y si tienes que discrepar hazlo siempre con educación y respeto.

6 Agradece

Si te dejan un comentario acerca de algo que has compartido, contesta siempre y mantén viva la conversación a ser posible en tiempo real. En general, a más personas conversando en un hilo más visibilidad tendrá el post que lo originó.

Y si alguno de tus contactos comparte un artículo de tu web o blog agradéceselo siempre. Considera que esa persona está contribuyendo a darte visibilidad. Y puesto que se supone que estás tratando de no pasar desapercibido en las redes sociales, quienes te ayuden en ese propósito bien se merece unas palabras amables por tu parte. ¿O no?

Además, de esa forma te sentirán más cercano, se fortalecerá vuestra relación y se sentirán más animados a compartir tus post si les siguen gustando.

7 Empatiza

Las redes sociales son como la vida misma y en ellas las personas comparten en ocasiones sus penas y también sus alegrías.

Muéstrate humano y da siempre tu opinión sincera.

Si alguien cuenta un problema y puedes darle una solución o al menos unas palabras de apoyo, hazlo. Seguro que te gustaría que hicieran lo mismo por ti ¿Verdad? Ponte siempre en el lugar del otro.

Y si alguien cuenta una alegría o un éxito personal o profesional dale un aplauso y felicítale. A todos nos gusta que se nos reconozcan nuestros méritos y tener nuestros ratitos de gloria.

8 Usa el sentido del humor

A ver ¡Que levante la mano a quien no le guste reírse! ¿No la has levantado, verdad? Lo imaginábamos. ¿A quién no le gusta echarse unas risas? El sentido del humor es muy importante en las relaciones humanas, así que ¡Únete a la fiesta! O mejor ¡Créala!

Foméntala compartiendo de vez en cuando videos, chistes o imágenes graciosas. Eso sí, procura siempre no resultar ofensivo. Ten presente que se trata de “reírse con” y no de “reírse de”.

Compartir este tipo de contenidos te acercará a tus contactos. De hecho observarás que consigues mucha más reacción por parte de las personas cuando compartas contenidos graciosos que cuando compartas contenidos de verdad relevantes.

Y puesto que esto es así, queda claro que es una buena forma de conseguir engagement que no debes desaprovechar.

Los contenidos relevantes pueden llegar a parte de tus amigos, pero algo gracioso llegará a todos, porque reírse le gusta a todo el mundo.

Además, tal vez alguno de tus contactos haya tenido un mal día y seguro que agradecerá que le hagas reír o al menos le arranques una sonrisa. Eso le hará sentirse mejor y recordarte con agrado. Y seguro que tú también te sentirás bien por ello.

9 Se positivo

En el mundo real ya hay bastantes desgracias y demasiada gente quejándose. Esto se traslada también de manera inevitable a las redes sociales, pero tú no tienes por qué unirte al coro de plañideras 😉

Si tus ideas para no pasar desapercibido en las redes sociales consisten en usar estas plataformas para quejarte ya te decimos que has errado el tiro.

Ya hay demasiada gente usando las redes sociales para eso, así que aunque solo sea para llevar la contraria 😉 trata siempre de mantener un tono positivo tanto en tus publicaciones como en los comentarios que dejes en las publicaciones de otros.

A las personas nos gusta estar cerca de personas positivas y casi casi “por seguridad emocional” nos alejamos de las negativas.

Ya sabes esa frase que dice “Ríe y el mundo reirá contigo. Llora y el mundo se alejará de ti” Suena duro pero es la realidad.

Mantener una actitud positiva ayudará a que atraigas más gente positiva y será la vacuna perfecta contra personas negativas, ya que verán que no tienen nada que hacer contigo.

Conclusión

En fin, no hay cosa más triste que estar en las redes sociales y que tu presencia no se note. Que sí, que está muy bien estar aunque solo sea por hacer amigos, ser social y todo eso, pero si estás en las redes sociales por trabajo, negocios, profesión o proyección de tu marca personal y eres “el hombre invisible” ¿Para qué vas a estar entonces

Tranquilo. Estamos seguros de que estos nueve consejos para no pasar desapercibido en las redes sociales te van a funcionar si los aplicas.

¿Se te ocurre algún buen consejo más? ¿Tienes algún truco que te funciona especialmente bien? Anda, pillín, no seas tacaño y cuéntanoslo, 😉

Y si piensas que este post mola, compártelo con tus amigos clicando abajo en los botones de las redes sociales.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s