Cómo convertir la experiencia del usuario en tu mejor aliado

De la experiencia del usuario en tu web depende gran parte de tu éxito. Aquí te vamos a mostrar cómo convertirla en tu mejor aliado

Convertir la experiencia de usuario en tu mejor aliado es el objetivo que te debes marcar. Esto es casi en una cuestión “de vida o muerte” para las webs en un panorama cada vez más dominado por lo móvil.

En este artículo no vamos a ponernos muy técnicos, y trataremos tanto del tipo de contenidos en el que deberías poner atención como en la forma de presentarlo pensando muy especialmente en los dispositivos móviles.

Vamos a empezar por hablar de un término muy “al uso” 😉 en la actualidad.

Usabilidad es uno “de esos” palabros que se terminan convirtiendo en familiares de tanto escucharlos. Es lo que tiene la lengua inglesa, que en muchos casos con una palabra dice lo que los hispanohablantes diríamos con dos: facilidad de uso.

Este tipo de expresiones acaban por imponerse ¿por qué? ¿Es porque estamos dominados por el idioma inglés? No. Es porquecómo-hacer-de-la-experiencia-del-usuario-tu-mejor-aliado nos gusta lo fácil. Es más fácil decir usabilidad que decir facilidad de uso o experiencia del usuario ¿a que sí?

Por la misma razón cada vez hay que ponérselo más fácil al usuario.

Busca webs que no le compliquen la vida. El usuario lo quiere todo rápido, bonito, fácil de usar y que le dé sin esfuerzo lo que busca.

Es normal, nadie está para perder el tiempo.

Por tanto, hay que aplicarse para no defraudarle. No puedes ir a tu bola y pensar que si le gustan tus artículos, en el caso de que tengas un blog,  se quedará. No, no, no.

Hay muchos buenos bloggers y muchas buenas webs como para padecer navegando por webs turbulentas. Si no le proporcionamos al usuario una buena experiencia lo llevamos crudo. Y puesto que hay que hacerlo ¿Por qué no convertir la experiencia del usuario en tu mejor aliado?

Para ello hay que tener en cuenta unas cuantas cosillas que vamos a ver a continuación.

Diseño

Como dice el refranero “la primera impresión es la que vale”, así que al look de nuestra web debe ser atractivo para el usuario.

La originalidad es importante, pero no tanto como para que tu web resulte confusa. Las cosas simples funcionan generalmente mejor, así que utiliza un diseño que te defina pero que sea también limpio y funcional.

Navegación

Es importante que el usuario pueda navegar fácilmente por tu web o blog. Por muy buen contenido que tengas si el usuario no lo encuentra fácilmente no te habrá servido de mucho crearlo ¿no crees?

Por ese motivo debes estructurar bien tu web. Organízala con pestañas y categorías claras que ayuden al visitante a encontrar fácilmente lo que busca.

Y piensa en móvil. Nos sorprende seguir encontrando webs que son absolutamente insufribles cuando accedes a ellas desde dispositivos móviles.

Damos por hecho que  tu web es responsive, o sea que está adaptada para visualizarse correctamente desde cualquier dispositivo móvil. Si tu web aún no es responsive tienes entonces un grave problema de usabilidad que debes solucionar de inmediato.

Aun siendo responsive debes cuidar de que los menús y botones a los que debe acceder el usuario para navegar sean lo suficientemente visibles y de un tamaño suficientemente grande como para que se puedan clicar sin darle al botón de al lado por error.

Contenido de valor

Nos duele la boca de decirlo y los oídos de oírlo, pero esa es la base. Sin eso lo demás es absolutamente inútil.

Es muy importante que cumplas en tus posts lo que prometes en los títulos. Piensa que el título por muy bien elegido que esté y mucho gancho que tenga se quedará en algo hueco si el post no responde a las expectativas creadas con él.

Y eso es muy, pero que muy malo. Para ti, claro.

¿Por qué es tan malo? Pues naturalmente porque el usuario saldrá corriendo.

Su experiencia no ha sido buena y eso Google lo detecta porque aumenta la tasa de rebote de tu web.

Como resultado perderás muchas posiciones en los resultados de búsqueda.

Así que procura que el usuario se quede en tu blog aportándole contenidos de calidad. Esos contenidos son la base de una buena experiencia para el usuario y Google también lo entiende así por el tiempo de permanencia de este en tu web. Y si vuelve más aún.

Y desde luego cómo no va a volver es si no te procuras un buen contenido.

Velocidad de carga

Otro de los motivos de que la experiencia del usuario sea mala es la lentitud de carga de las páginas.

Todos nos hemos vuelto muy impacientes y queremos que al hacer clic la página solicitada aparezca en el acto, así que en cuanto una página tarda más de cinco segundos el usuario se larga. Así de simple.

Esta es la razón por la que debes conseguir que tu página tenga una buena velocidad de carga. De esa forma la atención que captaste con el título de tu post y el posicionamiento conseguido no serán en vano.

Aquí te dejamos este enlace para que compruebes la velocidad de carga de tu página web o blog.

Fuentes y ortografía

Es importante utilizar una fuentes que faciliten la lectura.

El tipo de letra elegido puede ser además identificativo de tu marca y formar parte de tu branding personal o de empresa.

En cuanto a la ortografía es algo que no debes descuidar.

Una cosa es tomarse licencias lingüísticas y otra muy distinta no tener buena ortografía.

A nadie le agrada encontrase faltas de ortografía en un post y por bueno que este sea, solo por la mala imagen que da algo así ya merece la pena tomarse la molestia de cuidarla.

Es algo bastante sencillo de solucionar. Por aquí escribimos los originales de los posts en Word y luego le pasamos el corrector para asegurarnos de que no se nos haya olvidado ningún acento o se nos haya colado algún “gazapo”. Una vez hecho esto lo subimos ya tranquilamente al blog.

Es una acción simple que mantiene el control sobre ese tema.

Y además Google a igual calidad posicionará mejor una web ortográficamente correcta que una llena de errores ortográficos.

Hazlo más visual

A los usuarios cada vez les gusta más el contenido visual. Y Google también le va a dar más importancia al contenido visual que al escrito desde ya como leímos en nuestro anterior artículo sobre el SEO en 2016.

Así que no te vendría mal el plantearte incluir videos o infografías en los artículos.

Si a los usuarios cada vez les gustan más estos contenidos y Google les va a dar también más relevancia, está claro: blanco y en botella 😉

Las infografías pueden enganchar bastante a los usuarios aparte del branding que puede reportarte.

Y los videos tanto o más, ya que aparte de que atraen al usuario le mantienen en tu web más tiempo mientras está viendo el video.

Más tiempo de permanencia del usuario en tu web mejor para ti.

Pon todo a tu favor: contenidos visuales que le gustan al usuario, contenidos visuales que Google va a tener más en cuenta que antes y contenidos visuales que aumentarán el tiempo de estancia del visitante en tu web.

Convertir la experiencia del usuario en tu mejor aliado pasa por cosas como esta relativa a dar al visitante contenidos en los formatos que más le gustan.

¿A qué estás esperando para implementarlos?

Escribe pensando en móvil

Hasta ahora escribíamos para el lector de internet.

Esto hacía que nuestra forma de escribir fuese más ligera, con párrafos de entre setenta y noventa palabras como máximo. De esa manera se facilita la lectura y se hace más ligero de aspecto todo el bloque de texto.

Pero ante el imparable avance de lo móvil se impone un pequeño toque para afinar aún más.

Y es que un bloque de texto con ese número de palabras… ¡ocupa por completo la pantalla del móvil!

Si antes al escribir un post en nuestro blog pensábamos en el lector de internet, ahora hay que hacerlo pensando en el lector de internet móvil.

Por tanto es necesario que escribas tus post de manera que resulten aún más ligeros de aspecto.

Para ello, en lugar de hablar de setenta a noventa palabras por párrafo debes pensar en que sea de cuarenta o cuarenta y cinco y no supere las sesenta, porque de esa forma se verá mejor en la pantalla de un Smartphone.

El usuario tendrá menos sensación de agobio ante tanto texto junto y al ser más ligero, párrafo a párrafo es posible que se lea el artículo entero.

Si en cambio ve la pantalla llena de texto seguido tienes muchas probabilidades de que se largue a leer a otro blog. Malo para él, que ha perdido el tiempo y malo para tu tasa de rebote.

Vigila esto porque te puede restar muchos puntos.

Ya ves que todo este “paquete de medidas” 😉 va enfocado a lograr tu objetivo. ¿Y cuál es tu objetivo, recluta? 😀 ¡Conseguir hacer de la experiencia del usuario tu mejor aliado!

¿Añadirías alguna medida más? ¿Nos la cuentas abajo? Comparte este post con tus contactos en las redes sociales mediante los botones que encontrarás justo un poco más abajo.

Anuncios

6 pensamientos en “Cómo convertir la experiencia del usuario en tu mejor aliado

  1. Pingback: Cómo escribir en tu blog pensando en móvil | Web Services Pro

  2. Pingback: Cómo convertir la Experiencia de Usuario en tu aliado #infografia #marketing | TICs y Formación

  3. Pingback: Mejores días y horas para impactar en las redes sociales | Web Services Pro

  4. Pingback: El link baiting y otras cinco claves del SEO 2017 | Web Services Pro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s