Cómo escribir en tu blog para generar engagement

¿Quieres convertir tu blog en un lugar de peregrinación? Atento a estos consejos prácticos para enamorar a los lectores de tu blog

Tener un blog es fácil. Escribir en él, también (bueno, según, je, je…) Pero conseguir que el lector vuelva, que comente en los posts, que clique “Me gusta”, que los comparta y en definitiva, que se convierta en un enamorado de tu blog que te ayude a difundir tu marca y crear comunidad… eso… eso es fantástico. Y eso es el engagement.

Hemos querido empezar aclarando de una manera sencilla el significado de la palabra engagement porque de no hacerlo no habríamos empezado este artículo con buen pie 😀  (Entenderás por qué decimos esto cuando sigas leyendo) 😉

Por eso, y aunque haya puristas a los que les rechine la adaptación, en ocasiones en este blog equiparamos la palabra “engagement” con “enganche”

Por supuesto que conseguir que el visitante se enganche a tu blog no es fácil. Hay que hacer muchas cosas bien a la vez, Pero confiamos en que los vas a hacer de lujo en tu blog (por la cuenta que te trae) 😀 así que empezamos ya con estos once consejos para que los visitantes de tu blog se enganchen.

1 Escoge una buena temática

Por supuesto nosotros no vamos a decirte de qué tienes que escribir en tu blog. Eso es una decisión demasiado personal (o profesional), pero sí debemos decirte que la temática importa.

Partiendo de la base de que quieres conseguir cada vez mayor número de visitantes a tu blog, deberías pensar en una temática capaz de generarte un volumen de tráfico mínimamente digno.

Un blog dedicado a “La evolución del cangrejo de pata azul en el río Qu” tendrá muchas menos posibilidades de generar tráfico que un blog dedicado a la “Biología evolutiva de las especies”, por ejemplo.

No es que no puedas escribir sobre un tema muy específico, sino que lógicamenteConsejos para escribir en tu blog y generar engagement estará enfocado a un sector de público también muy específico y por lo tanto, menor, con lo que las posibilidades de tener mucho tráfico se diluyen.

Escoge pues una temática que resulte de interés para un sector de público lo más amplio posible.

2 ¿Para quién vas a escribir? ¿Para Google o para el usuario?

En el punto anterior habrás observado que mencionamos la importancia de llevar tráfico a tu blog. Y ya sabemos que llevar tráfico a un blog requiere entre otras cosas, aparecer en Google. Pero ojo.

No debes caer en la tentación de escribir más pensando en el SEO que en el usuario.

Leerás montones de artículos sobre posicionamiento, te empezarás a obsesionar con las keywords, las long tail y bla bla bla… y te apartarás de tu objetivo: el usuario.

El usuario es el verdadero rey, es a quien tú te diriges y es en quién quieres generar engagement, así que está claro para quién debes escribir: para el usuario sin dudar.

3 ¿Quiénes son los lectores de tu blog?

Debes pensar a qué tipo de personas van dirigidos tus artículos ¿Son jóvenes? ¿De mediana edad? ¿Público en general? ¿Más a hombres? ¿Más a mujeres?

También debes considerar su nivel cultural, y otras diferencias que pudieran darse como consecuencia del lugar del mundo en dónde viven, etc.

Define bien las características del público al que te diriges para adecuar a ese público tu lenguaje de la mejor manera posible.

4 Escribe artículos que solucionen problemas y ayuden a tu audiencia

Una de las mejores cosas que puedes hacer para generar engagement con lo que escribes en tu blog es que tus lectores encuentren soluciones a cosas que les sean de utilidad.

Pueden ser soluciones que simplemente impliquen darles un conocimiento que buscan sobre una materia, enseñarles a realizar alguna acción, etc.

Si tus lectores encuentran en tu blog soluciones, tu blog se convertirá en un lugar al que recurrir en busca de información.

Y para no perderse nada de lo que publicas, se suscribirán a tu blog o como mínimo lo añadirán a los marcadores o favoritos de su navegador.

También es mucho más probable que te dejen comentarios agradeciéndote tu labor, que compartan tus artículos en las redes sociales y en definitiva, que se conviertan casi casi en embajadores de tu bitácora.

No lo olvides nunca: si escribes en tu blog para ayudar a las personas, las personas ayudarán a tu blog.

5 Utiliza enlaces internos

El linkbuilding interno (o construcción de enlaces internos) es una buena técnica que apoya lo dicho en el punto anterior.

Si has escrito un post que sirve de ayuda y esa ayuda puede ser ampliada en algún sentido gracias a otro artículo de tu blog ¿Por qué no enlazarlo? De esa forma el usuario podrá ampliar la información sobre una materia en la que está interesado y además permanecerá más tiempo en tu blog.

El tiempo de permanencia es un factor SEO importante para Google. Sí, aunque escribamos pensando en el usuario es conveniente saber qué cosas son buenas para el posicionamiento. Y en este caso el uso de enlaces internos es bueno.

El lector agradecerá disponer en un mismo sitio web de toda la información que necesita, lo que hará que ame más y más tu blog. ❤

6 Haz una buena estructura de tus posts

Por buena que sea la temática, buenos que sean los posts y buena que sea la intención con la que escribes en tu blog, es muy importante que lo hagas de una manera ordenada.

Lo ideal es que estructures bien tus posts y los organices en partes  que ayuden al lector a leer y faciliten su comprensión.

Sigue un orden lógico para que sea mucho más fácil entender lo que transmites. Sobre todo lo relativo a estructura de tus posts, te puede interesar leer este post sobre SEO on page.

7 Incluye elementos visuales

Está comprobado que tanto en blogs como en redes sociales las imágenes y otros elementos visuales generan más engagement que el simple texto.

Puesto que este tema lo hemos tratado en detalle en otros artículos de este blog no vamos a abundar ahora en él, pero te recomendamos la lectura de un post que escribimos recientemente en el que te contamos cómo aprovechar al máximo las imágenes de tu blog.

8 No seas pedante

Por muy docto que seas en una materia, a la hora de escribir en tu blog bájate de tu pedestal y ponte en la piel del visitante.

La pedantería es el peor enemigo del engagement.

Seguro que te ha ocurrido alguna vez llegar a un artículo que parecía prometedor… y encontrártelo plagado de tecnicismos que eras incapaz de entender y que el pedante de turno no se ha molestado en explicar.

¿Cuál ha sido tu reacción? Seguro que o bien te has ido a buscar que significan esas palabras técnicas que no entiendes… o directamente te has ido a buscar otro artículo que te permitiese entender lo que fuera sin ser un experto en la materia.

Si no tienes claro aún qué es ser un pedante te dejamos este video que nos hizo mucha gracia y que seguro que te lo deja claro a la primera.

Pero reconozcámoslo: es muy probable que en tus artículos tengas que emplear palabras técnicas en algún momento. Si es así aclara su significado para que el lector no se quede con cara de bobo y desee seguir leyendo. Recuerda que escribes para él, no para decirte a ti mismo “qué listo soy” 😉

9 Escribe siendo tú

Encuentra un estilo de escritura con el que te sientas cómodo, con el que te sientas tú. De ese modo te resultará mucho más fácil escribir tus artículos.

Ok, no le puedes gustar a todo el mundo, pero al menos que a quienes les gustes les gustes por ser tú, no por parecer otra persona.

Nuestra recomendación es que utilices un tono cercano, ameno y de complicidad con tus lectores. Pero vamos, que tu puedes escribir cómo quieras, como más cómodo te sientas.

Lo ideal sería que tu forma de escribir fuese tan personal que se convirtiera en parte de tu sello, de tu marca personal como bloguero. 

10 Cuida la ortografía

Aunque te hayamos dicho que seas tú mismo, procura ser tú mismo, sí, pero cuidando la ortografía.

Un artículo lleno de errores ortográficos produce rechazo, lo que no favorece nada el engagement 😀

Si tienes la mínima duda sobre la corrección de alguna palabra pásale siempre el corrector ortográfico al artículo completo antes de publicarlo.

11 Se agradecido

Una buena forma de generar engagement es ser agradecido con tus lectores. Si alguien te deja un comentario en el blog, contéstale; si alguien comparte tus artículos en las redes sociales, agradéceselo.

Situarte en una torre de marfil desde la que ves como “tus súbditos” comentan y comparten tus artículos sin decir nada, como si fuera lo más normal del mundo por lo grande que eres es un error grave, que además de hacerte parecer un prepotente o directamente un imbécil, resulta cómo mínimo poco inteligente.

Conclusión

Ya estás viendo que generar engagement con los artículos de tu blog no es realmente tan difícil.

¿Recuerdas que significa engagement? Implicar, enganchar, enamorar

¿Y qué haces cuándo quieres enamorar a una chica (o chico)? Básicamente eres amable, no le haces parecer una estúpida, tratas de ser divertido, eres sincero y honesto y le haces sentir bien a tu lado.

Y para que siga a tu lado y se convierta en amor eterno debes cuidar todo eso cada momento de tu vida.

Eso mismo debes tratar de hacer cuándo escribes para tu blog: enamorar a quienes llegan a él por primera vez y seguir teniendo enamorados a quienes ya lo están.

Y tú ¿Cómo generas engagement con tu blog? Cuéntanos tus experiencias, vamos, que ya somos amigos o casi 😉

Comparte este post en tus redes sociales para generar más engagement entre tus seguidores.

Anuncios

3 pensamientos en “Cómo escribir en tu blog para generar engagement

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s