¿Por qué tu empresa no funciona en las redes sociales?

¿Por qué no funciona mi empresa en las redes sociales? Si te estás haciendo esta pregunta necesitas leer este post

De vez en cuando quienes nos dedicamos al social media nos encontramos con casos de empresas que no están en las redes sociales porque dicen “no creer en ellas” y otras que estaban pero “lo dejaron “porque no funciona”. La realidad es que en la mayor parte de los casos, unas y otras no han hecho las cosas bien en esas plataformas y las que sí están (y aún no les funciona) se preguntan  qué está pasando.

Si bien las razones pueden ser muy diversas, en este post vamos a ver las que más habitualmente causan esa situación (o sensación)

1 No tener una página web responsive

Los usuarios que visitan la página de la empresa buscarán más información de la misma y acudirán a la web o blog de la empresa, así que es necesario que la empresa tenga una web ¡Y que esta esté optimizada para dispositivos móviles!

Ya sabemos que en la actualidad más del 50% de las búsquedas en internet y acceso a las Por qué no funciona tu negocio en las redes socialesredes sociales se realizan a través de smartphones. Y aunque las redes sociales sí son una buena experiencia para el usuario al estar perfectamente adaptadas a los dispositivos móviles, si cuando el usuario accede a la web de la empresa se encuentra con que esta no lo está es muy probable que se salga de ella de inmediato.

2 No haber elegido los canales adecuados

Existen muchas redes sociales y las empresas deben elegir tener presencia en aquellas en las que sus campañas puedan surtir el mayor efecto.

Tu empresa debe estar en las redes sociales, pero no tiene por qué estar en todas.

Facebook, Twitter, Google Plus, You Tube, Linkedin, Pinterest, beBee, Instagram… Dependiendo de a qué se dedique la empresa en cuestión le puede interesar estar en unas u en otras. Y si decide estar en todas ellas, adecuar su mensaje y la cantidad de sus publicaciones al contexto y las características de cada una.

Mientras que en unas redes sociales publicar una actualización diaria puede ser muy poco, en otras puede ser suficiente.

3 Ir “paso a paso” en lugar de “ir con todo”

Muchas empresas crean una página web y después van creando perfiles o páginas de negocio en las diferentes redes sociales.

En realidad lo ideal es “ir con todo”, o sea, hacer todo a la vez, de forma que la empresa tenga presencia en todas (o al menos en las que haya elegido según vimos anteriormente) al mismo tiempo. De esa manera tendrá más posibilidades de ser encontrada.

No gotees con tu presencia: ¡inunda!

4 No tener una imagen de marca homogénea

El contenido que se publique en cada red puede variar en función de las características de la misma, el público al que se dirige, etc., pero la imagen que la empresa debe dar es una imagen corporativa: mismos logos, mismos colores, misma tipografía, etc.

Eso le conferirá mayor solidez a su marca y por tanto mayor credibilidad.

Aunque haya que adecuar el tamaño de las fotos y banners a cada red social elegida, lo deseable es dar una imagen de marca y no andar poniendo en cada una de ellas una cabecera distinta o distintos colores

5 No mantener una continuidad en las actualizaciones

Muchos negocios tienen perfiles de empresa o páginas de negocio en las redes sociales, pero fallan en la constancia en sus publicaciones.

Si ya crear una comunidad es difícil, si no se mantiene una continuidad en las publicaciones no se conseguirá fidelizar a esa comunidad.

No se pueden publicar un día seis actualizaciones y luego estar una semana o más (a veces mucho más) sin publicar ningún tipo de contenidos. Conocemos muchas empresas de todos los tamaños que actúan así. ¿Y se quejan de que las redes sociales no les funcionan? Los que no funcionan son ellos en las redes sociales 😀

Si se ha conseguido crear una comunidad de seguidores en torno a la marca, estos esperarán nuevos contenidos y que estos les lleguen en más o menos los mismos horarios.

El desatender la página de la empresa “porque no se tiene tiempo” es un error que se paga muy caro

6 Publicar cuando nadie está mirando

El no tener conocimiento de cuáles son los mejores días y horas para impactar en las redes sociales y publicar contenidos “cuando a uno le viene bien” o cuando “tiene tiempo” es otra causa de fracaso o al menos de falta de efectividad.

Por interesantes que sean los contenidos que se comparten con la audiencia, si los miembros de esa comunidad no están ahí para verlo ¿de qué va a servir?

Existen herramientas para programar las publicaciones de forma que se puede crear un calendario editorial de contenidos y programarlo en días y horas, así que el “es que en ese momento no puedo conectarme” no es excusa.

7 Publicar simplemente publicidad del negocio

Por mucho que a los seguidores de la marca les gusten los productos de la misma, el bombardearles con publicidad una y otra vez lo único que conseguirá será espantarlos.

Los usuarios buscan contenidos de valor (divertidos, instructivos, etc.) e interactivos si es posible.

Si el negocio es un restaurante podría ser ideal publicar contenidos como chistes o videos que se desarrollen en restaurantes (divertidos); cual es el origen de tal o cual plato o producto (instructivos); o incluso como se cultiva tal o cual fruta u hortaliza o como se cría el ganado de donde proceden las carnes que se sirven el restaurante (divulgativos)… por poner algunos ejemplos. Y así con cualquier tipo de negocio.

8 No mostrar testimonios de clientes satisfechos

Los testimonios funcionan y seguro que haciendo las cosas bien cualquier empresa puede conseguir que sus clientes hablen bien de ella, así que sería ideal pedir esos testimonios y mostrarlos en la web de la empresa y por supuesto compartirlos en su página de negocios en las redes sociales.

Eso animará a otros a probar los servicios de la empresa mucho más que la simple y ya manida publicidad.

9 No organizar concursos

Organizar concursos es algo que siempre funciona, ya que los clientes saben que van a obtener un beneficio y a nadie le amarga un dulce :-), así que organizar algún tipo de concurso ofreciendo tal o cual producto de regalo o vales descuento animará a los usuarios a mantenerse atentos e interactuar con la marca.

10 No segmentar adecuadamente

La mayoría de las redes sociales permiten que las paginar o perfiles de empresa puedan segmentar que tipo de público es de su preferencia, o sea zona de residencia, sexo, edad, etc.

Imagínate que tu empresa es un negocio local que está en España, está en Twitter… ¡Y ni siquiera ha seleccionado correctamente la zona horaria de su preferencia! ¿Y aún te preguntas por qué tu empresa no funciona en las redes sociales? ¡Hombre de Dios, no te va a funcionar en la vida!

Errores de este tipo son muy comunes, generalmente por la falta de experiencia y conocimientos mínimos de social media de quien maneja los perfiles sociales de la empresa.

11 Utilizar imágenes de mala calidad y de un tamaño incorrecto

Cada red social tiene unos tamaños de imágenes específicos, así que las imágenes que se publican no solo deben tener buena resolución, sino también del tamaño correcto.

Mientras que una infografía en Pinterest funcionará genial y en Google Plus quedará bastante bien (salvo que sea muy, muy larga), en Facebook quedará de un tamaño ridículo.

Por tanto hay que saber cuáles son los tamaños correctos de las imágenes para cada red social y no publicar la misma imagen del mismo tamaño en todas las redes sociales así, a la buena de Dios.

12 No contestar a los comentarios de los fans de la página

La interacción es muy deseable. Por eso es muy importante que quienes manejan las páginas sociales de la empresa estén atentos a contestar correctamente y en el menor tiempo posible los comentarios, tanto positivos como negativos si los hay. Siempre hay que contestar.

Eliminar los comentarios negativos no es una buena idea. Aunque siempre se corre el riesgo de encontrar algún trol entre nuestra audiencia no vamos a tratar a todos los miembros de nuestra comunidad como si ya lo fueran

Y si las personas que siguen la página de negocios de nuestra empresa en cualquiera de las redes sociales comparten algunos de nuestros contenidos hay que darles las gracias. La difusión de los contenidos de la página de empresa es más importante que nunca ahora que Facebook y otras redes sociales están apostando porque pagues si quieres ser visto.

13 Dejar el manejo de los perfiles sociales en manos inexpertas

Tal vez la razón de que tu empresa no funcione en las redes sociales es tan simple como que por ahorrarte un dinerillo lo has dejado en manos de uno de tus empleados, “que siempre está metido en eso del Facebook” 🙂

O en las manos de un familiar o amigo que por muy poco dinero te lo va a llevar todo. Chhh… chhh… chhh… mala idea.

Eso de que “lo barato sale caro” cobra en este asunto un relieve especial.

Si quieres que tu empresa funcione de manera profesional en social media no puedes dejar su manejo en manos de un aficionado. El resultado será que la empresa parecerá tan poco profesional como él

Tienes dos opciones: o haces un curso de social media y community manager o se lo pagas a uno de tus empleados para que se ocupe de su manejo… o buscas los servicios de un profesional que se encargue de todo de manera seria y comprometida.

14 Hacer las cosas a medias

En los negocios hay que hacer las cosas bien ¿no es cierto? Pues en social media es lo mismo. No vale hacer unas cosas bien y otras mal, no vale hacer las cosas bien pero no hacerlas en el momento correcto.

Y no vale hacer las cosas bien, hacerlas en el momento correcto… pero para el público incorrecto.

Lo único que vale es esto: hacerlo todo, hacerlo todo bien y hacerlo en el momento adecuado.

Por cierto, ya habrás notado que no te hemos hablado de las opciones de pago en Facebook, Twitter, etc. Eso lo dejaremos para otro post. Pero si no se hacen las cosas bien… ¡Ni pagando te van a salir bien!.

Si tienes dudas sobre si estás en las redes sociales correctas aquí tienes esta Guía de Redes Sociales para Empresas con las características de las ocho más importantes.

Y si sientes identificado el manejo de tus páginas de empresa con varios de los puntos que citamos en este artículo… pues ya tienes la respuesta del por qué no funciona tu empresa en las redes sociales.

Si buscas más respuestas en este blog encontrarás muchas, seguro. Y si te ha gustado este post te animamos a que lo compartas mediante los botones sociales.

Anuncios

3 pensamientos en “¿Por qué tu empresa no funciona en las redes sociales?

  1. Pingback: Guia de redes sociales para empresas | Web Services Pro

  2. Pingback: Por qué no funciona tu empresa en las Redes Sociales #infografia #infographic #socialmedia | TICs y Formación

  3. Pingback: ¿Por qué tu empresa no funciona en las redes sociales? #sm via @jugosocial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s